Te damos la bienvenida a las páginas de reparación del soporte de Sony. Te ayudaremos a dar los pasos necesarios para que tu experiencia de reparación sea lo más cómoda y agradable posible.



Paso 1: ¿Qué necesito y por qué lo necesito?

Una vez que estés seguro de que la reparación es necesaria, necesitarás tener a mano alguna información.

Vamos a repasar una lista con la información necesaria para la reparación:

El nombre de mi producto y el modelo
El número de serie

¿Dónde puedo encontrar el nombre o el número de serie de mi modelo?

Con el nombre y el número de serie de tu modelo podremos identificar exactamente tu producto y obtener información adicional que mejorará tu experiencia en el proceso.

La factura

La factura ayudará a tu distribuidor a comprobar si el producto todavía está cubierto por la garantía. También le permite localizar tu producto en su base de datos. ¿Has perdido la factura? No te preocupes; si el producto aún está cubierto por la garantía, el proveedor debería contar con una copia digital.

Información sobre la garantía

Comprueba si tu producto todavía está cubierto por la garantía (consulta la factura) o si tienes los datos de la garantía ampliada, y tenlo todo a mano. Si no estás al tanto del periodo de garantía que se aplica en tu país, consulta nuestro resumen.

Datos personales

Nombre, dirección, correo electrónico y número de teléfono.

Paso 2: Descripción del problema

La preparación es la clave del éxito. Una descripción detallada del problema es muy útil para el equipo de reparación.
Puedes descargar e imprimir nuestra plantilla para que te ayude a incluir toda la información necesaria.

Descargar la plantilla

Paso 3: Localización y contacto con un centro de servicio Sony autorizado

Ahora que ya tienes el archivo completo, es hora de encontrar un centro de servicio autorizado (ASC). Utiliza el localizador de ASC para encontrar los más cercanos.
Tu ASC te guiará durante el resto del proceso. Asegúrate de proporcionarle toda la información que has recopilado.




Haz clic aquí para encontrar tu centro de servicio autorizado


Sugerencias y trucos adicionales

  • Realiza una copia de seguridad de tus datos.
    Cuando un producto pasa por una reparación, volverá a los ajustes originales de fábrica. Esto significa que se eliminarán todos los datos almacenados en el dispositivo, como música o imágenes. Sony no asume ninguna responsabilidad por la pérdida de archivos personales durante un servicio de reparación; por tanto, recomendamos encarecidamente crear una copia de seguridad de los archivos antes de enviarnos tus productos. Puedes hacerlo transfiriendo los archivos a un ordenador, tarjeta de memoria o dispositivo de almacenamiento USB externo. En los siguientes artículos encontrarás indicaciones paso a paso:


  • No incluyas elementos innecesarios
    Envía accesorios con el equipo solo si son relevantes para la reparación (por ejemplo, un cargador de batería que no funciona correctamente). Asegúrate de retirar los siguientes productos, ya que se podrían descartar, extraviar o dañar durante el servicio:
    • CD
    • DVD
    • Blu-ray Disc
    • cualquier tarjeta de memoria


    Si se incluye para la reparación algún accesorio con la unidad principal, es importante especificar qué accesorios se han incluido. Así evitaremos posibles conflictos en el futuro; por ejemplo, que no se devuelva un accesorio tras finalizar la reparación.

    Sony no se hace responsable de los soportes de almacenamiento u ópticos dañados o extraviados.